Diputado Kast airado en el nombre de Dios

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En la sesión que celebró este 22 de noviembre la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, el diputado José Antonio Kast reaccionó indignado porque la presidenta de la Comisión, la diputada Camila Vallejo, no abrió la sesión con la fórmula tradicional y arcaica de “en el nombre de Dios”. Acto seguido, Kast pidió un voto de censura para la parlamentaria. Como resultado, la comisión deberá sesionar este miércoles para atender la teológica protesta de Kast.

Debemos recordar que el actual gobierno llegó al poder trayendo como uno de sus proyectos el eliminar estas fórmulas decimonónicas, impropias de un estado laico. Imposible olvidar, además, otra anécdota famosa que es de interés recordar.

En las elecciones parlamentarias de septiembre de 1870 fue elegido Diputado suplente por Cauquenes el abogado Juan Agustín Palazuelos Ramírez (1840-1897). Al momento de incorporarse a la Cámara, se negó a prestar su juramento sobre la Biblia como se exigía, porque declaró no creer en ella y por estimar que su texto de ningún modo era santo.

La venganza eclesiástica se dejó caer poco más tarde. Cuando al año siguiente Palazuelos quiso contraer matrimonio con Clorinda Maturana, la Iglesia se negó a casarlos poniendo como justificación el que el diputado no profesaba la religión católica.

Por esta época, la Iglesia era la institución que administraba las inscripciones de nacimientos, matrimonios y defunciones. Ante la negativa recibida, Palazuelos concurrió a una notaría, el 10 de agosto de 1871, acompañado de otros parlamentarios y prominentes figuras del liberalismo chileno, y declaró, ante esos connotados testigos, que a partir de ese momento se consideraba casado.  Esta valiente actitud suya fue el primer paso en la lucha por instaurar las “leyes laicas”.

Ahora que la diputada Vallejo ha sido acusada de no aplicar esta fórmula decimonónica para abrir la sesión de la Comisión de Ciencia y Tecnología (enfatizamos el nombre de la comisión para acentuar la paradoja), es de esperar que estemos siendo testigos del primer paso para hacer de Chile, efectivamente, un estado laico, ajeno a las fórmulas añejas todavía en uso (MR) 

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.