Superchería moderna u oscurantismo ignorante

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A fines de octubre, respondiendo a consultas del Diario La Hora (28/10/2016), Fernando Muñoz, jefe del Programa de Inmunizaciones el Ministerio de Salud, en respuesta a las aseveraciones de Felipe González, vocero del grupo denominado “Libertad de Vacunación en un Chile Democrático”, señalaba: “Las vacunas del plan nacional no solo protegen a la persona que se vacuna, sino que a todo el colectivo intentando eliminar la enfermedad, por eso son obligatorias.

Para lograr esa eliminación tiene que vacunarse ojalá el cien por ciento de la gente. Esa en la razón de la obligatoriedad.

Es un tema que tiene una base, un sustento ético. Lo que estamos viendo en Chile son organizaciones antivacunas, que declaran que no son antivacunas, pero en los hechos terminan dañando el programa de inmunización entero”.

La vacuna contra el papiloma ha sido uno de los objetivos fundamentales del actual gobierno, con el fin de prever los efectos futuros del virus que provoca cáncer cervicouterino, y que ha encontrado resistencia en una diputada de gobierno que ha impulsado el rechazo contra esa inmunización.

Los grupos antivacunas, que parecen expresar la nueva superchería moderna, asentada fundamentalmente en mitos urbanos promovidos por intereses poco claros, han ido perdiendo los recursos legales presentados, ante la evidencia científica internacional, y el éxito efectivo que han tenido los planes de inmunización desarrollados históricamente por el estado chileno.

Ello ha llevado a sostener por parte del doctor Muñoz, la idea de que la posición sostenida por estos grupos o personas es una estrategia de un oscurantismo ignorante, señalando expresamente que los textos de los recursos han sido producidos por el grupo “No al Gardasil”, apoyado por la Diputada Cristina Girardi, la que, “ya había logrado atención haciendo que el parlamento aprobara ¡por unanimidad! una ley prohibiendo un desinfectante usado en las vacunas desde 1932, so pretexto de que podría provocar Autismo”.

“A la fecha – señala el doctor Muñoz – las cortes que han resuelto sobre los recursos presentados, los han rechazado y es probable que lo mismo haga la Corte Suprema con las apelaciones presentadas. Sin embargo, el daño está hecho. La información de prensa ha logrado esparcir la confusión. La sensibilidad de los medios hacia las preocupaciones ciudadanas es encomiable, pero suspender todas las facultades criticas del periodismo para privilegiar una “polémica” en igualdad de trato mediático entre un científico serio y un ama de casa mal informada por supuestas verdades esparcidas en redes sociales es francamente irresponsable”.

La opinión de Fernando Muñoz puede ser revisada en http://www.iniciativalaicista.cl/opinion/84-judicializacion-de-las-vacunas.html

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.