Valls será candidato en Francia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A partir de hoy, Manuel Valls, político francés, hijo de español e italo-suiza, nacionalizado a los 20 años, figura política indiscutida del laicismo francés, promotor de la tolerancia, será candidato a la presidencia de la república francesa.

Frecuentemente, cuando se abordan los miedos de la sociedad francesa Valls ha echado mano a su propia historia, la del niño español educado en la escuela francesa, laica y republicana, para reivindicar los valores republicanos en una Francia seducida por los cantos de sirena de quienes buscan votos a través de esos temores.

«Hay que hacer que los jóvenes de origen inmigrante sientan el orgullo de ser franceses», ha dicho, defendiendo la necesidad de luchar contra la discriminación y las ideas preconcebidas que pesan sobre la población de origen inmigrante, como ocurría en la década de los sesenta cuando ser hijo de español «no estaba de moda». “Cuando en mi carné escolar puse que la profesión de mi padre era ‘artista, pintor’, la maestra me dijo que no me tenía que dar vergüenza tener un padre pintor de brocha gorda”, recuerda.

“Nuestros antepasados no son todos galos, pero todos nuestros hijos serán franceses. […] Y por eso tienen que aprender a vivir en una misma comunidad nacional, con su lengua, su historia, el laicismo y nuestros valores comunes”.

En una columna publicada en Huffingtonpost.es (05/09/16) hace tres meses expresaba: “Se suceden los testimonios que describen un país donde lo próximo será que los musulmanes se cosan «la luna amarilla» en la ropa, como se hizo con los judíos con la estrella amarilla para marcarlos durante la ocupación nazi. Una Francia en la que se supone que los musulmanes están «peor considerados que los perros». Una Francia con un régimen de apartheid que obliga a los musulmanes a dejar su país para estudiar, encontrar un trabajo y hacer carrera. Por su historia, su geografía -abierta a la cuenca del Mediterráneo y al continente africano-, por su inmigración, Francia mantiene unos fuertes lazos con el Islam. Se enorgullece de que el Islam sea la segunda religión del país. Millones de ciudadanos de fe o de cultura musulmanas viven respetando perfectamente sus deberes y disfrutando plenamente de sus derechos”.

Luego, explicaba: “El laicismo es la libertad que tiene cada uno a creer o no creer y a practicar su fe con la condición de no imponer sus prácticas o creencias a los demás. El laicismo no es la negación de la religión. Simplemente establece una separación clara entre lo temporal y lo espiritual. ¿Qué significa exactamente? Que el Estado y sus funcionarios han de ser estrictamente neutrales; que el laicismo no reconoce ni financia ni favorece a ninguna religión.

A lo largo de su dilatada historia, Francia ha experimentado el odio religioso que se desata en guerras atroces. La República y el laicismo han acabado con siglos de conflictos. El laicismo es ese equilibrio que exige un respeto mutuo. Un equilibrio que garantiza la cohesión de nuestra sociedad.

Los enemigos del laicismo lo convertirían en un elemento de discriminación y humillación… Nada más lejos de la realidad. La prohibición del uso de símbolos religiosos evidentes en las escuelas públicas incluye a la kippa, al velo y a la cruz católica. Las mujeres musulmanas pueden ponerse el velo a diario. Pero si son funcionarias se lo tienen que quitar para hacer su trabajo.

La convicción sobre la que Francia se ha construido es la siguiente: para que los ciudadanos sean libres e iguales, la religión tiene que ser un asunto privado. Francia, a diferencia de otros países, no se considera como una yuxtaposición de comunidades en la que cada una sigue su propia trayectoria. Dicho de otra manera: no concebimos la identidad como algo étnico. La identidad francesa es la unión de querer compartir un mismo destino”.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.