Diputados franceses aprueban ley de funerales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

por Sylvie R. Moulin

En Francia, el matrimonio civil existe desde 1792. También existe un “bautizo republicano”, cada vez más popular aunque sin valor legal y limitado a un compromiso simbólico de los padrinos. Una nueva ley contempla ahora otro ritual laico, “los funerales republicanos”, que se realizarán en los mismos espacios de la municipalidad. Después de pasar 2 años en la fila de espera, seguramente por no ser considerado como de importancia vital, el texto fue adoptado por los diputados unos días atrás, y será examinada por el Senado el próximo miércoles.

Los funerales civiles ya existían desde más de un siglo (1887), sin embargo, no existía ningún código obligando las municipalidades a poner a la disposición de las familias una sala para celebrar la ceremonia, y menos ofreciendo la posibilidad de que ésta fuera realizada por un teniente alcalde. Por lo tanto, había que recurrir a los servicios ofrecidos por las funerarias, en su mayoría empresas privadas, las cuales ven en esta innovación la amenaza de una competencia desleal.

La nueva ley, muy sencilla, consta de un solo artículo y resuelve que “cada comuna, si tiene una sala adaptable, debe ponerla a disposición de las familias que lo soliciten, y garantizar la organización de funerales republicanos que les permitirá meditar”, esto sin costo alguno.

Y aunque no lo parezca, estamos frente a una real innovación, en particular para los ciudadanos ateos (4 de cada 10 franceses aproximadamente), y también para los que simplemente no practican ninguna religión.

La noticia fue recibida con cierta circunspección por la prensa católica, desconcertada por el crecimiento de los ritos republicanos, en una sociedad donde los signos exteriores de pertenencia a un culto y el fanatismo religioso se convirtieron en temas de polémica cotidianos. Sin embargo, no solamente los partidos de izquierda sino también los más conservadores, como la UDI, se mostraron favorables a la promulgación de esa ley, a raíz del crecimiento general de los ritos republicanos.

Mientras tanto, el otro partido de derecha, “LR” (Los Republicanos, partido de Sarkozy), la considera como inútil y se preocupa por las tareas adicionales que traerá al personal de las municipalidades (Le Figaro, 3-12-2016). Pero la mayoría de las reacciones fueron hasta ahora bastante templadas, salvo algunas excepciones como la de Jacques Bompard, alcalde de la comuna de Orange, de extrema derecha, que acusa la ley de tener como propósito “transformar a los ediles en curas y ridiculizar sus funciones”. (La Croix, 1-12-2016)

En realidad, el único propósito de esta legislación es “garantizar la igualdad de los ciudadanos frente a la muerte” (Le Nouvel Observateur, 1-12-2016), un derecho que ningún estado laico puede denegar.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.