Hijo in vitro de tres padres

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La HFEA (autoridad de Embriología y Fertilización Humana), ha autorizado en el Reino Unido la fecundización de bebés de tres padres biológicos, en el tratamiento de padres con enfermedades congénitas.

La fecundización se realiza mediante la fertilización de dos óvulos, uno de la madre y otro de la donante, con espermatozoides del padre. Se retira el núcleo de los dos embriones resultantes, y solo se conserva el creado por los padres. Ese núcleo se introduce en el embrión de la donante, sustituyendo al núcleo que se ha desechado. Y el embrión resultante se coloca en el útero de la madre. Lo mismo se puede hacer a escala del óvulo, antes de la fertilización. En ambos casos, el cambio es permanente y la futura descendencia del bebé que nazca con esta técnica estará libre de la enfermedad mitocondrial.

En el pasado mes de septiembre, se tuvo conocimiento, dice emol.com (15/12/16), según lo informara la revista de divulgación científica New Scientist, del nacimiento del primer bebé del mundo engendrado mediante ese método de reproducción asistida. Se trataba de un niño que nació de una madre que portaba el síndrome de Leigh, desorden mortal que afecta al sistema nervioso en desarrollo.

En octubre pasado, El País de España (06/10/16), informaba de ese caso, correspondiente a una madre de origen jordano, quien no quería destruir embriones fracasados por sus creencias religiosas musulmanas. El equipo médico recurrió entonces a otra técnica. Se extrajo el núcleo de un óvulo de la madre y se introdujo en un óvulo de la donante al que previamente se le ha retirado su propio núcleo. El óvulo resultante se fertilizó con espermatozoides del padre y se injertó en el útero de la madre para que se desarrollara.

El equipo de especialistas usó el procedimiento para crear cinco embriones pero solo uno resultó sano, que fue el que se le implantó a la madre. El resto no resultaron viables. Los padres no querían destruir los embriones desechados, lo que habría ocurrido si se hubiera usado la otra técnica conocida hasta ahora. 

De este modo, la ciencia está entregando técnicas incluso de acuerdo a las creencias de las personas, pero no ha sido la intervención de tres padres biológicos un tema en discusión, ya que se ha dado entre intervinientes que no son católicos. Los detractores de este método argumentan que la polémica decisión abrirá las puertas a los llamados «bebés de diseño», genéticamente modificados.

De acuerdo a lo aprobado en el Reino Unido, un equipo médico de Newcastle, en el norte de Inglaterra, donde se desarrolló la técnica, será el primero en poder ofrecer este tipo de procedimiento experimental, para el que ya han solicitado donantes de óvulos.

Será interesante ver cuál será la posición del parlamento chileno, cuando la técnica esté disponible en nuestro país, donde una legislación tremendamente limitada por prejuicios religiosos, ha limitado seriamente la capacidad de absorber lo que significa aún la primera etapa de la investigación genética.  Si bien, lo lógico es que tal decisión fuera materia solo el Instituto de Salud Pública, la politización de los temas científicos y de salud por prejuicios religiosos, hará que en Chile, cuando se disponga de esa técnica, se deba presentar un proyecto de ley que sufrirá la vicisitudes de las cortapisas confesionales.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.