Derechos de los niños sobre la religión paterna

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La instrucción y la escolaridad, ha señalado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, están por sobre las convicciones religiosas, sentando un claro precedente para futuros casos, en que los padres ponen su interés personal por sobre el interés de sus hijos y su formación. La información ha sido recogida en ElPais.com.

Resolvió de esa forma ese alto tribunal, la contienda producida entre un matrimonio musulmán y un colegio de Basilea, que tenía clases de natación, dentro del currículo obligatorio de sus alumnos. Los padres se opusieron, debido a sus creencias religiosas, que sus dos hijas de 7 y 9 años, fueran a clases mixtas de natación.

El colegio comunicó que la asistencia a esas clases era obligatoria, y presentó algunas alternativas paliativas, que garantizaran las previsiones religiosas (uso de burkini, camarines separados).

El tribunal con sede en Estrasburgo, que juzga posibles violaciones de derechos humanos en 47 países miembros, ha considerado que el derecho de todos los niños a gozar de una escolarización completa, que permita la integración social prima sobre las prácticas religiosas.

La familia rechazó la asistencia de sus hijas a las clases antes de comenzar la adolescencia, momento a partir del cual el sistema escolar suizo  ofrece natación separada entre chicos y chicas. Los progenitores alegaron que, «incluso aunque el Corán solo obliga a cubrir el cuerpo de la mujer a partir de la pubertad, sus creencias les indicaban que debían preparar a sus hijas para los preceptos que les serían aplicados a partir de la pubertad”, según el texto legal

La pareja litigó, en 2008, ante los tribunales suizos y en todos los casos sus demandas fueron rechazadas señalando que el derecho de los interesados a la libertad de conciencia y de creencia no habían sido vulnerados, e incluso recibieron una multa elevada por no dar cumplimiento a sus deberes de padres. Cuatro años después, el caso llegó a Estrasburgo.

En su dictamen el Tribunal ha señalado «el interés de esa enseñanza no se limita a aprender a nadar, sino que reside sobre todo en el hecho de practicar esa actividad en común con todo el resto de alumnos».

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.