Badawi sigue en prisión

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El activista y bloguero saudí Raif Badawi está en prisión desde el año 2012, en Arabia Saudí. En 2014 fue procesado siendo condenado a 10 años de cárcel y 1000 latigazos por «insultar al Islam». Desde su página web, ‘Free Saudi Liberals’, emitió opiniones en las que cuestionaba a los líderes religiosos de su país.

Como consecuencia de ello, el 9 de enero de 2015, Raif Badawi recibió los primeros 50 latigazos en público, de una condena de 1000. Debe entonces en el futuro recibir otros 950.

Raif Badawi se encuentra encarcelado por defender la laicidad del Estado, los derechos de las mujeres o la libertad de expresión pero, al igual que él, otros activistas pacíficos son presos de conciencia como su propio abogado,Waleed Abu al Khair, y los defensores de los derechos humanos Dr. Abdulkareem al Khoder y Dr. Abdulrahman al Hamid.

De allí lo ridículo que ha resultado para muchos, que Arabia Saudita haya pasado integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en circunstancias que es un país que destaca por aplicar “penas de muerte por apostasía y adulterio, castigos corporales que incluyen latigazos y amputaciones, sistema judicial controlado por el régimen, decapitaciones, detenciones arbitrarias de disidentes y minorías, falta de libertad de expresión (unwatch.org).

Pese a haber sido galardonado con el Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2015 a la libertad de conciencia, la situación del activista defensor de los derechos humanos Raif Badawi no ha cambiado. Recogió el premio su mujer,Ensaf Haidar, quien huyó a Quebec junto con los 3 hijos de la pareja donde pidió asilo político. Para ella,Raif solo es un librepensador, no un delincuente».

Sin embargo, para baldón de las democracias que comercian con Arabia Saudita, ninguna ha tenido la actitud de poner la situación de Badawi y los muchos perseguidos en Arabia Saudí. Hoy la polémica está instalada en España, por la visita que realiza el Rey, a instancias del gobierno español, para cerrar importantes negocios para la empresa española Navantia, que construirá cinco corbetas para la Armada saudí.

Ello ha despertado críticas, sin embargo, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, de Podemos, ha defendido la firma «cuanto antes» del contrato por 2.000 millones de euros entre Navantia y Arabia Saudí, pues garantizará carga de trabajo por varios años para los astilleros de San Fernando(también para los de Ferrol), según Diariodenavarra.com.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.