Constitución mexicana en debate académico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un grupo de expertos, convocados por la Universidad Nacional Autónoma de México, participaron en el Coloquio “México: ¿Necesita o no una nueva Constitución?”, organizado por la Coordinación de Humanidades de esa casa de estudios, informó Ntrzacatecas.com .

El evento se hizo pronto a que se conmemore el centenario de la Constitución de 1917, y en él participaron historiadores, analistas políticos y especialistas en derecho

La conclusión del coloquio fue que la Constitución Mexicana es un documento confuso, contradictorio e inaccesible, incluso para los expertos; sumamente complicado en su estructura y complejo en su redacción: es un texto abigarrado, lleno de “parches” e inconsistencias.

Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, sostuvo que se deben aquilatar las enormes aportaciones que la Carta Magna de 1917 tuvo para la construcción de la civilidad política, que se ha logrado en los últimos 100 años, sin embargo, es de la opinión que “Las constituciones requieren adecuarse a los tiempos y desafíos que el devenir histórico les va presentando; por ello, la nuestra cuenta hoy con una extensión tres veces mayor en número de palabras a la que tenía hace un siglo”.

En un ámbito propositivo, Pauline Capdeville, coordinadora de la Cátedra Extraordinaria Benito Juárez sobre Laicidad, sostuvo que la equidad de género y los derechos de las mujeres deben ser considerados como un eje fundamental de la reflexión para contar con una Constitución verdaderamente incluyente. Los derechos sexuales y reproductivos se relacionan con la laicidad”, afirmó.

“Un Estado laico respalda y garantiza las libertades fundamentales, en particular la de conciencia y religión, y el principio de no discriminación; más laicidad implica más derechos para las mujeres; la capacidad de ellas para controlar su cuerpo es una condición indispensable para su acceso a una ciudadanía plena”, expresó.

Rolando Cordera, profesor emérito de la Facultad de Economía y coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo, aseguró que: “Desarrollo y justicia social deben ser vistos como componentes de la misma ecuación fundadora del Estado mexicano moderno; ésta podría ser la gran tarea: construir una nueva sintonía entre economía y sociedad y, en especial, entre política económica y social, en la perspectiva de un desarrollo cuyo horizonte sea el de los derechos humanos fundamentales: económicos, sociales y culturales”, expresó.

Germán Sandoval, de la Facultad de Derecho, consideró que antes que construir una nueva Constitución, hay que refundamentar la democracia, y con ello, al Estado, en donde la clase política se allane al Estado de derecho y no prostituya a las instituciones. “Antes que pensar en cambiar la Constitución, es nuestro deber cambiar a la clase política”.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.