Amnistía Internacional denuncia retrocesos en DDHH

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por primera vez, Amnistía Internacional (AI) entregó su informe anual fuera de Londres. Para ello escogió París, por la relación entre el momento que vive Francia, inmersa en un estado de emergencia tras los ataques terroristas vividos y bajo riesgo de una victoria ultraderechista en las próximas elecciones presidenciales, y el mensaje del Informe 2016 por boca de secretario general de AI, el indio Salil Shetty, según informó 20minutos.es, es concreto: «Hemos llegado al punto en que ya no quedan líneas rojas, ya no hay nada indefendible». El discurso del odio y la demonización que se ha impuesto en muchos países del mundo, incluidos los democráticos, suponiendo una grave amenaza para la subsistencia de los derechos humanos, alertó en nombre de Amnistía Internacional.

 

La organización mundial recuerda en su texto que la «retórica tóxica y deshumanizadora está creando un mundo más dividido y peligroso», en el que se ha debilitado peligrosamente la respuesta global a las atrocidades masivas. Para Shetty, 2016 fue «un año en el que el uso cínico de una retórica del ‘nosotros contra ellos’ en discursos de culpa, odio y miedo, adquirió prominencia global a una escala nunca vista desde la década de 1930».

La organización denunció en concreto a líderes como el húngaro Viktor Orbán, el turco Recep Tayyip Erdogan, el filipino Rodrigo Duterte o el estadounidense Donald Trump, «que dicen ser antisistema y tienen una agenda tóxica que persigue, convierte en chivos expiatorios y deshumaniza a grupos enteros de personas».

El informe documenta cómo 36 países violaron el derecho internacional al devolver ilícitamente a refugiados a países donde sus derechos humanos corrían peligro. Amnistía mostró su preocupación por el llamado «veto musulmán» de Trump, revocado en los tribunales, contra ciudadanos de siete países de mayoría islámica, que dificulta a los demandantes de asilo buscar refugio seguro. Allá donde fracasan los líderes, la gente debe luchar contra la política de la deshumanización Asimismo, recordó que China, Egipto o Turquía lanzaron «campañas masivas de represión» y que en países europeos como Francia continúa en vigor el estado de emergencia, que limita muchas libertades fundamentales.

AI auguró que en 2017 «veremos agravarse las crisis en curso», así como la sustitución del multilateralismo por «un orden mundial más agresivo y belicoso». Ese vacío ha motivado la ausencia de respuesta a las masacres en la ciudad siria de Alepo, la muerte de miles de personas en la «guerra contra las drogas» en Filipinas o el uso de armas químicas en Darfur (Sudán). El director para Europa de esta organización de defensa de los derechos humanos, John Dalhuisen, se mostró especialmente preocupado por la adopción del discurso del odio por partidos supuestamente moderados, que adoptan la agenda de los líderes xenófobos y ultranacionalistas para competir con ellos en las urnas. «Los objetivos en Europa son siempre los inmigrantes y los musulmanes.

Simultáneamente, en Argentina, fue entregado el informe de AI correspondiente a América Latina, según consigna ElPais.com, donde se expresa que este subcontinente: «sigue siendo la región más desigual y violenta del mundo». La directora de AI Argentina, Mariela Belski, ha indicado que «2016 muestra en América Latina un gran retroceso en Derechos Humanos. La presentación del informe dedicó una atención particular a Venezuela, donde señala que “el Gobierno puso en peligro la vida y los derechos humanos de millones de personas al negar la existencia de una grave crisis humanitaria y económica y al rechazar pedir ayuda internacional”. Luego agrega que “no hay transparencia, no hay estadísticas ni datos precisos. Este año habrá una inflación de 800%, hay escases de insulina y otros medicamentos básicos y una caída real del salario. Las medidas oficiales son retóricas e incentivan las discriminación”.

Un apartado dedicado a México describe un “aumento notable de la violencia” ene se país “Las autoridades registraron 36.056 homicidios hasta el final de noviembre, la cifra más elevada desde el inicio del mandato del presidente Peña Nietoen 2012 y 3.000 más que en 2015”. En ese contexto, Amnistía denunció que “se sigue empleando personal militar en operaciones de seguridad pública, y la violencia en el país continuaba siendo generalizada”. Además “siguen recibiéndose informes de tortura y otros malos tratos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias”.

El informe fue particularmente crítico con el gobierno argentino, percibido como uno de los primeros en “contagiarse” de una retórica en la que nuevos líderes mundiales, entre ellos Trump, “identifican a personas vulnerables, como refugiados o inmigrantes, para justificar políticas de seguridad o políticas económicas” discriminatorias y excluyentes.

El informe entregado por Amnistía Internacional presentado en París,  se refiere a Chile en distintas violaciones a los derechos humanos, resaltando la impunidad, los abusos policiales y el cuestionamiento al rol de la justicia militar, destacando que en los crímenes de la dictadura en pocos casos, los implicados han sido encarcelados..Respecto a los derechos sexuales, el organismo internacional destaca que el aborto en Chile sigue siendo un delito bajo todas las circunstancias, siendo uno de los cinco países en el mundo que actúa de esta manera, y que el proyecto sigue siendo discutido en el Congreso. Además, el informe destaca que el proyecto de ley de identidad de género, que lleva cuatro años siendo discutido por los parlamentarios.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.