Polémica por misas por televisión española

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La ambigüedad de la clase política, frente a los privilegios que el Estado ha entregado a la Iglesia Católica en los países de habla española, se ha visto   de manifiesto en estos días en España, ante una iniciativa de Unidos Podemos para eliminar la emisión de la misa dominical por la señal 2 de la televisión pública. Así lo da cuenta un reporte de la periodista Rosario G. Gomez, en ElPais.com (13/04/17).

¿Un Estado aconfesional debe emitir programas religiosos? ¿Se prima en los medios públicos a los católicos frente a los musulmanes o a los judíos? ¿Qué sucede en otros países europeos? Descontada la oposición del PP, ¿tendrá Podemos el apoyo del PSOE o de Ciudadanos? Se pregunta la periodista, recogiendo las siguientes opiniones.

“No tenemos ningún inconveniente en que se pueda seguir viendo la misa en la televisión, porque eso no le hace ningún daño a nadie: el que no quiere verla, no la ve, y punto”, contesta José Miguel Camacho, diputado del PSOE.

“Se puede hablar de si tiene que haber más actos de otras confesiones, de si tienen que ser actos solo de la Iglesia católica, pero en todo caso quiero recordar que España es un Estado aconfesional con separación Iglesia-Estado”, difiere Albert Rivera, el líder de Ciudadanos. “Me gustaría que estos debates serios se pudieran hacer con tranquilidad”.

«No creo que se tengan que excluir los programas dedicados a otras religiones en la medida que sean programas que puedan analizar la historia de las religiones», explica el coordinador de Izquierda Unida.

Los autores de la propuesta legislativa, en tanto, han expresado: “Defendemos la libertad religiosa, pero en un país aconfesional y laico, según las sentencias del Tribunal Constitucional, quizás la televisión pública no sea el espacio más sensato para que se lleven a cabo ritos religiosos de cualquier tipo», defendió Pablo Iglesias. «Creo que eso tiene más que ver con un país del siglo XXI”.

En apoyo, argumenta el diputado Alberto Garzón: «La televisión pública tiene que ser laica y neutral, tiene que educar, dar historia de las religiones, pero no puede impartir doctrina. Y eso es aplicable al resto de sujetos sociales». “Es importante abrir el debate y facilitar que podamos tener una televisión cien por cien pública y laica, que es uno de los rasgos fundamentales de una sociedad desarrollada”, agrega.

Los espacios televisivos católicos preceden a la Constitución española y forman parte del paquete de los acuerdos Iglesia-Estado, que luego se ha extendido, de modo mucho más exiguo a judíos, evangélicos y musulmanes. La  señal 2 tiene la mañana de los domingos reservada a la programación religiosa. Desde las 9.30 y hasta el mediodía se emiten programas dirigidos por representantes de cada una de las tres comunidades. Sin embargo, es obvio que discriminan con otras confesiones, y aún dentro de las denominaciones evangélicas hay quienes sienten que no todos son considerados.

Un especialista de la Universidad Cumplutense, partidario de mantener la emisión de las misas, no deja de presentar un juicio crítico sobre ciertos contenidos emitidos en los programas religiosos. “Hace unos años oí en el espacio musulmán de RNE que los musulmanes había llegado a España para liberar a los españoles de los romanos. Una estupidez semejante (no había entonces ni España, ni españoles ni romanos) puede parecer inocua, pero manifiesta una ideología excluyente”.

Como reacción ante la propuesta, el pasado domingo, los católicos españoles vieron la misa por TV, alcanzando una audiencia de 1.300.000 espectadores, el programa más visto del día de señal 2, según reivindicó la RTVE. La población española es de 46 millones,  se venden 3 millones de pantallas al año, y se calcula que el próximo año habrá más de 100 millones de televisores en hogares el año próximo. ¿Se puede pensar que gran parte de España es indiferente a la misa o a la propuesta de Unidos Podemos?

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.