Libre pensamiento italiano

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La Associazione Nazionale del Libero Pensiero «Giordano Bruno» de Italia, ha publicado la edición N° 79 de su revista “Libero Pensiero”,. La publicación es dirigida por Maria Mantello (en la foto junto a la portada de la nueva edición)

La edición contiene diversos artículos y notas de interés, que dan cuenta de la actividad librepensadora en Italia. Escriben para la revista Maria Mantello, Alvaro Belardelli, Fabio Cavalli, Stefania Friggeri y Giulia Gazerro, entre otros autores y autoras, con fuerte presencia de estas últimas. La organización que edita esta revista es miembro de la Asociación Internacional de Libre Pensamiento y de la Unión Internacional Humanista y Ética. Entre los contenidos cabe mencionar, “En nuestra hermandad secular” de Jean-Marc Schiappa,  “La llama de la libertad” de Giuliano Montaldo, “Liberación de la miseria y garantías constitucionales” de Ferdinando Imposimato, “Una escuela de la laicidad” de Alvaro Belardinelli, “La palabra de Giordano Bruno” de Fabio Cavalli, y “En el nombre de Giordano Bruno Ni dogmas ni maestros” de Maria Mantello.

 A la publicación se puede acceder a través de link www.periodicoliberopensiero.it/contatti.htm

La Associazione Nazionale del Libero Pensiero «Giordano Bruno» recoge la herencia librepensadora italiana, que se organiza por primera vez en 1869, cuando, en protesta por el Concilio Vaticano I, llevó a cabo la Anticoncilio de Nápoles. La iniciativa, tomada por el Representante Giuseppe Ricciardi, fue apoyada por Giuseppe Garibaldi, David Levi y otros sesenta diputados. Sus miembros incluyeronn a 62 logias masónicas, 25 movimientos seculares y 63 asociaciones de librepensadores, sino también prominentes personalidades extranjeras: el novelista Victor Hugo, Émile Littré el filólogo, el fisiólogo Jacob Moleschott.

En 1889, muchos pensadores italianos y extranjeros, prestan apoyo al fondo para la construcción del monumento a Giordano Bruno en la Plaza Campo de ‘Fiori en Roma, donde el filósofo fue quemado vivo 17 de febrero de 1600 por orden de la Iglesia Católica.

 En 1903 se funda por iniciativa de algunas personalidades políticas, entre las que el primer diputado Andrea Costa y el republicano Arcangelo Ghisleri, la Asociación Nacional de Pensamiento Libre Giordano Bruno, que reúne a muchos grupos seculares y libertarios. En 1904, la Asociación organiza en Roma el Congreso de la Federación Internacional de Librepensadores (existente desde 1850), con la participación de muchos delegados extranjeros y personalidades del mundo de la cultura italiana (el filósofo Roberto Ardigò, el abogado penalista y criminólogo Enrico Ferri, antropóloga Cesare Lombroso, el poeta Mario Rapisardi, los diputados Andrea Costa y Napoleone Colajanni).

La Asociación da una organización y un estatuto en 1906, comenzando así sus actividades para el reconocimiento y la protección de los derechos humanos fundamentales, y en 1919 comenzó la publicación de la revista «La Razón». En 1949, la Asociación Nacional de Libre Pensamiento «Giordano Bruno» en Roma organiza el Congreso Internacional de la Unión Mundial de Librepensadores. Esta Unión Internacional, fue fundada en 1936 por la transformación de la Federación Internacional de Librepensadores de 16 países.

Bajo el régimen del fascismo, encabezado por Mussolinni, realizó una actividad clandestina, que ayudó a mantener la lucha por la libertad del pueblo italiano.

La asociación continuó su acción en las décadas posteriores, hasta hoy, promoviendo los derechos civiles y el carácter laico del Estado republicano; a favor de los anticonceptivos, para una maternidad libre y responsable; en favor del divorcio y el aborto; la objeción de conciencia al servicio militar; a favor de la cremación; por la abolición del Concordato del Estado Italiano con el Vaticano; para la eliminación de las escuelas católicas y la defensa de la escuela pública; por el respeto de las garantías libertarias seculares, la democracia consagrada en la Constitución, que reconoce que la laicidad no es ni la justicia ni la libertad.

La Asociación afirma en su estatuto, su voluntad de «trabajar la tarea de liberar a la mente humana de cualquier prejuicio dogmático o racial y tiene como objetivo promover y difundir la laicidad en las instituciones públicas y la sociedad civil, el pensamiento científico, la separación del Estado y la Iglesia y otras denominaciones religiosas, la defensa de los derechos civiles, la seguridad social, etc. Además, organiza programas de estudio e investigación, imprime y difunde publicaciones periódicas, incluso en línea; promueve y participa en iniciativas sociales y culturales de tipo local, nacional e internacional, tales como conferencias, debates, exposiciones, conferencias y otros eventos públicos».

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.