Muere Giovanni Sartori

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Giovanni Sartori, uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo, ha fallecido a los 92 años. Libre pensador y laicista de profundas convicciones, ha dejado una trascendente huella en el pensamiento político moderno, siendo considerado por muchos como su máximo exponente. Nacido en Florencia el 13 de mayo de 1924, ha sido uno de los intelectuales contemporáneos más relevantes en el análisis de las democracias y los sistemas de partidos políticos.

Con una amplia obra traducida a más de 30 idiomas, profesor emérito de la Universidad de Florencia y titular de la cátedra de Humanidades Albert Schweitzer en la Universidad de Columbia (EE UU), codirector de la Revista Italiana de Ciencia Política (que fundó en 1971) y editorialista del diario Il Corriere della Sera, el pensador italiano fue uno de los grandes protagonistas del debate político europeo y con proyección cierta hacia América Latina. 

Su gran preocupación fue comprender los sistemas democráticos de Occidente, analizando también la pluralidad social del presente. Sus contribuciones a la ciencia política de las dos últimas décadas han sido fundamentales para asumir la diversidad de las sociedades complejas y evitar así la fragmentación del cuerpo social.

Siempre manifestó  su decidida defensa del necesario equilibrio de los diversos poderes en las sociedades democráticas, y criticó duramente al establishmente,intelectual de su país, sobre todo en una Italia donde pesa fuertemente la proximidad vaticana. Laico y crítico con la Iglesia, especialmente por su oposición a los derechos reproductivos en los países pobres, puso su mirada y sus tesis en los crecientes fenómenos migratorios y el Islam, dos de sus últimas obsesiones políticas, donde estableció su distanciamiento del amable discurso multicultural. “La civilización occidental y el Islam actual son fundamentalmente incompatibles”, sostuvo en una entrevista en 2001

Los medios de comunicación, la información sobre lo público y la confusión generada en el mundo de las pantallas fueron parte de su interés teórico. Contra el mundo de los opinólogos que abundan en Internet señaló en una oportunidad “Soy un superviviente de otro tiempo, uno de los últimos dinosaurios que aún creen que lo importante es intentar conseguir que se entienda un problema, y no sólo aportar nuevos comentarios y acas. Contibuyó al desarrollo de distintas vertientes de la Ciencia Política, como la teoría democrática, los sistemas de partidos, la ingeniería constitucional comparada. Afirmó que la democracia que existe no tiene que ver con la etimología de la palabra y que no puede ser tan buena como queremos.Argumentó que es un régimen abierto y de derechos, el cual no puede separarse de la competencia electoral entre partidos y en el que los ciudadanos votan por unos y en contra de otros. 

Se convirtió en uno de los referentes del mundo de la comunicación con sus teorías sobre la influencia de los medios en la sociedad. Sus obras, más polémicas por su corrosivo análisis del poder, fueron ¿Qué es la democracia? (1997), La sociedad multiétnica: pluralismo, multiculturalismo y extranjeros (2001), Homo videns: la sociedad teledirigida (1998), La carrera hacia ninguna parte. Diez lecciones sobre nuestra sociedad en peligroSu pensamiento siempre discurrió fuera de los esquemas o convenciones teóricas del análisis.

 

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.