Repudio contra un abuso

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La indignación de los espectadores provocó el reciente miércoles una avalancha de denuncias antes del Consejo Nacional de Televisión chileno (CNTV), en contra del Canal 13, por la cobertura del caso de Nabila Rifo, donde fue analizado su caso en el programa matinal “Bienvenidos”, donde se especuló la posibilidad de que la mujer habría sido agredida sexualmente, lo que fue analizado por los miembros del programa y el psicólogo invitado, Alex Droppelmann. En el espacio se hizo un análisis de los detalles de la declaración del ginecólogo que revisó a la mujer.

Ello violentó a las personas decentes que veían el programa, que comenzaron a hacer denuncias, ante lo que consideraron una intromisión a su privacidad y una inaceptable conducta especulativa contra una víctima de violencia de género.

En TheClinic.cl la directora de estudios del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC), María José Guerrero, señaló que era “aberrante que un canal transmita ese tipo de contenidos, donde la víctima es vulnerada de una forma terrible, se exponen detalles sobre su cuerpo y su intimidad, sin ninguna responsabilidad”.

“No es casual que Canal 13, un canal católico, haya sido el asidero para tal violencia. La Iglesia Católica ha sido un retractora importante para que las mujeres no tengan autonomía sobre su propio cuerpo. Como lo que pasa con el aborto, donde la iglesia insiste en llamarlo un asesinato de una persona cuando estamos hablando del derecho y autonomía de una mujer de decidir sobre su vida”, agregó.

María José Guerrero señaló la responsabilidad entre quienes se animan a leer esas cosas en pantalla y quienes definen la pauta, y agregó: “Éste es un ejemplo más de cómo los delitos de orden sexual parecen ser una mera opinión pública, que cualquier persona puede generar un juicio al respecto y tener una opinión valorada” a través de TheClinic.cl.

Muchos de los indignados pusieron de relevancia el trato sospechoso contra la víctima por el hecho de ser mujer, sin considerar su condición de víctima, y una conductora de otro canal puso de relieve también que los excesos del programa matinal del Canal 13, se debían a que Nabila Rifo era pobre.

El gobierno en tanto, tomó la decisión de denunciar también ante el CNTV, y lo hizo personalmente la Ministra de la Mujer, Claudia Pascual.

El Canal 13, en tanto, presentó excusas así como los conductores del programa, que el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) calificó como poco creíbles, y debido al escalamiento de la indignación pública, el canal de TV, por la tarde de ayer jueves, despidió al director del matinal, Pablo Manríquez.

No cabe duda que la violencia contra Nabila Riffo se sigue expresando brutalmente, por medio de aquellos que aún siguen determinados por una cultura de sospecha contra la mujer pobre, sin considerarla sujeto de derechos y respeto, especialmente en las élites confesionalistas. Son los mismos que impiden que ellas tomen el control de su vida y de su autonomía personal

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.