Duelo oficial en las FFAA españolas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Pareció un momento de realismo mágico, creado por la imaginación ácida de García Márquez, cuando describía sucesos inauditos dentro de las lógicas del poder o de las creencias primarias de las personas del mundo popular latinoamericano. Sin embargo, ocurrió en España, la misma que cree haber dejado definitivamente atrás las sombras del franquismo. Un episodio del llamado nacional cristianismo que mueve a la reflexión sobre los vestigios del pasado, incoherentes con las compresiones que rigen a la sociedad en su conjunto.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa envió el pasado lunes una orden interna que mandó que, «desde las 14:00 horas del Jueves Santo hasta las 00:01 horas del Domingo de Resurrección, la enseña nacional ondeará a media asta en todas las unidades, bases, centros y acuartelamientos», según informara eldiario.es.

El medio destacó que, según el Real Decreto 684/2010, promulgado en la etapa en la que la recientemente fallecida Carme Chacón, entonces ministra de Defensa, se estableció que las banderas del país solo podían colocarse en esa posición los días de luto nacional o «por el fallecimiento del titular de la Corona, del presidente de Gobierno y de militares muertos en acto de servicio».

Sin duda, la opinión de la actual Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, es distinta y ella ha hecho ostentación de su compromiso religioso, según el periódico citado, adoptando una postura continuista en la relación de símbolos religiosos y Fuerzas Armadas. La Ministra, como otros miembros del gabinete de Rajoy, no ha sido ajena a celebraciones católicas. Siendo presidenta de Castilla-La Mancha acudió en varias ocasiones al Corpus toledanoy junto a Sáenz de Santamaría,asistió al Vaticano con mantilla, cubriéndose ante el Papa, para la proclamación de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia Católica.

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) denuncia esta situación en la noticia, asegurando que es «contraria a la legalidad». Según la agrupación, la misma orden también se envió el año pasado. Organizaciones y medios proclives a la Iglesia Católica, han manifestado que esa no es una novedad, ya que se ha venido haciendo desde siempre.

Es obvio que ello no es motivo para su reiteración, en un país que aún sigue tratando de superar su pasado, determinado por un confesionalismo que fue profundizado por una dictadura, y que el grueso de los españoles prefiere superar, a pesar de los arbitrios del actual gobierno, que, producto de las ambigüedades de los sistemas electorales, no deja de representar a una minoría en el poder, tal como ocurre con el gobierno de Trump en Estados Unidos.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.