Guiller: «no pertenezco a la élite política»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Es un cambio de época. Chile, como todos los países, está viviendo cambios aceleradísimos y las élites no se han percatado a tiempo” – señala Alejandro Guillier, en una entrevista con el diario El.País.com (21/04/17), explicando su emergencia como candidato presidencial.

– “No me ven contaminado con la corrupción política ni desgastado por las prácticas cupulares. Políticos antiguos que no están tocados por la corrupción, como Lagos, pertenecen a un Estado que ya pasó. La sociedad comienza a buscar otros liderazgos en los medios de comunicación, que ve todos los días. Yo trabajé desde 1991 en televisión y todos los días me veían al despertar”

“Nunca he sido antipolítico. En torno a mí hay muchos fantasmas. La gente me identifica como una persona de centroizquierda. Pero empezaron a decir que Guillier no tiene programa, es populista. Todo eso caló, me ha causado daño. Sobre todo el fuego amigo. Hay sectores que sienten que si yo gano viene un recambio generacional, donde muchos de estos personajes que han copado la política chilena por 40 o 50 años van quedando fuera. Los populistas proponen cosas irrealizables, ninguna de las cosas que yo he dicho lo son. Son perfectamente lógicas y están en la línea de las reformas que la OCDE le recomendó a Chile”. 

Ante las acusaciones de impulsar políticas contra el empresariado, explica: “Una cosa es decir que está mal que se coludan y otra distinta es hablar contra los empresarios. En Chile el nivel de colusión [acuerdos de precios] de los grandes grupos económicos es escándalo de todas las semanas. Y que yo diga que haya que poner fin a la colusión no es poner fin a la propiedad privada. Es decir: “Señores, respeten las reglas del juego”. No soy revolucionario ni populista.

Chile es un país de centroizquierda, pero le gustan los cambios moderados, graduales, no quiere cambios bruscos. Los Gobiernos no hacen ganar elecciones, pero las pueden hacer perder. Y hemos tenido problemas

“No creo que la competencia política sea peligrosa, ayuda a renovar las clases políticas. Ese duopolio de dos grandes coaliciones no era bueno”.

Soy una persona de provincia, no pertenezco a la élite de la sociedad chilena. Sin buscarlo me encontré como candidato por la falta de liderazgo dentro de la clase política tradicional. La gente te percibe como un chileno más, que ha conocido el desempleo, las lagunas previsionales, que no siempre llegó a fin de mes tranquilamente. Las sociedades recelan de las élites, buscan alguien similar. Lo dice muy bien el expresidente uruguayo Pepe Mujica: no se puede representar a la gente si no vives como la gente. Yo soy un hombre de centroizquierda de acento socialista”.

La entrevista completa está publicada en https://goo.gl/qnfYFQ

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.