Conductas confesionalistas en la política

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Según la revista QuePasa.cl, en nota de ayer  21 de abril, un grupo de obispos evangélicos se reunió con el candidato Sebastián Piñera el pasado lunes 17, en las oficinas de Apoquindo 3000, con el fin de preparar su integración, algunos de ellos, a un consejo ciudadano de la campaña del candidato, encabezado por el escritor y ex ministro Roberto Ampuero, por la ex presidenta de la Multigremial de La Araucanía, Angélica Tepper, y por la presidenta de la Confederación de Padres y Apoderados (Confepa), Erika Muñoz.

Los líderes religiosos asistentes al encuentro fueron, indica ese medio, los obispos Eduardo Durán Castro, Hédito Espinoza Urrea y Jorge Méndez Jara; (de izq.a der) el diácono Eduardo Durán Salinas y el pastor de la Iglesia La Trinidad de Las Condes, Alfred Cooper (anglicano). Este último fue el edecán de esa confesión en La Moneda durante la administración Piñera.

Durante su gobierno, Piñera tuvo una relación ambivalente con los evangélicos, dice la revista, con quienes suscribió 30 compromisos durante su campaña. Incluso, el obispo Jorge Méndez (que representa a una de las facciones evangélicas) terminó respaldando a Michelle Bachelet en la elección presidencial del 2013. Este año, tanto José Antonio Kast como Franco Parisi dicen tener cercanía y pretenden ganar el apoyo político de los evangélicos.

Para este Blog que promueve la laicidad, de ser efectivo el propósito de ese encuentro, no deja de ser preocupante que las confesiones opten, a través de sus líderes, a propuestas u objetivos políticos con quienes aspiran a administrar el Estado, y la sola presencia de capellanías en el Palacio Presidencial o en la sede de un poder de Estado, es una indicación de un vicio político que afecta la laicidad del Estado.

Sin duda, como ciudadanos, los creyentes pueden optar por quien mejor represente sus valores y creencias, pero la adhesión institucional de las confesiones en torno a quienes aspiran al gobierno o quienes lo ejercen, es manifestación de una proclividad a la confesionalización de la política, que, en el ejercicio del poder, termina siendo una amenaza para la laicidad del Estado.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.