Municipios israelíes rechazan influencia religiosa en la educación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
estudiantesjudios

estudiantesjudios

Los municipios de Tel Aviv y Guivataim, en Israel, decidieron luchar contra las influencias religiosas en el sistema escolar. Se pidió a los directores de escuelas de Tel Aviv que enumeren las organizaciones que operan en sus escuelas y detallaran el tipo de lecciones que enseñan. La ciudad vecina de Guivataim fue la primera ciudad en mantener a las organizaciones religiosas fuera de sus preescolares, segpun informa el medio Aurora-Israel.co.il (05/07/17)

 

El viceintendente de Tel Aviv, Asaf Zamir, quien tiene la cartera de educación, dice que la ciudad quiere limitar la actividad “misionera” de las organizaciones religiosas. “Garantizaremos el secularismo de las escuelas de la ciudad”, añadió.

El intendente de Guivataim, Ran Kunik, anunció que la ciudad prohibiría a todas las organizaciones ortodoxas que operan en los preescolares de la ciudad, de modo que todo el material del plan de estudios sea manejado por el personal de la escuela. Y la ciudad también tomará medidas para ver que ocurra lo mismo en las escuelas primarias.

Zamir expresó: “Nuestro objetivo es restringir la entrada de organizaciones que predican la ortodoxia y no respetan las reglas pluralistas”. El municipio envió recientemente a las escuelas locales un cuestionario pidiendo a los directores que informen qué organizaciones operan en sus escuelas y qué tipo de contenido están transmitiendo. Esta es evidentemente la primera vez que se lleva a cabo esta encuesta.

El prefacio del cuestionario se produjo “después de numerosas investigaciones tras denuncias de los padres preocupados por las entidades externas que entran en las escuelas para enseñar el judaísmo ortodoxo”.
El presidente del partido laico centrista Yesh Atid, Yair Lapid, declaró sin embargo en el periódico sionista religioso Makor Rishon que no cree que haya adoctrinamiento religioso en las escuelas públicas, pero que el debate ha surgido “porque todos tenemos mucho miedo el uno del otro. Todo el mundo siempre está ansioso respecto del otro, que parece que pretende convertirnos, sea a la derecha, o a la izquierda, a la religión o al secularismo”.

Esta situación es una reacción al interés hegemónico de las comunidades religiosas de la mano del gobierno de Netanyahu, que ha favorecido a los grupos ortodoxos. El mismo medio citado, informaba en diciembre pasado que el presupuesto del  Ministerio de Servicios Religiosos aumentó más del 60% desde principios de 2016 y ascendiendo a finales de año a 1.030 millones de shekels (268 millones de dólares), frente a los 641 millones de shekels asignados a principios de año. Desde 2014, el presupuesto del ministerio se ha más que duplicado. Las cifras provienen de Hiddush, una ONG dedicada a la libertad religiosa en Israel.

El presidente ejecutivo de Hiddush, el rabino Uri Regev, en declaraciones de diciembre del año pasado, atribuyó los aumentos presupuestarios a los partidos ultraortodoxos que presionan para sacar provecho de los fondos públicos y a las concesiones de los líderes políticos seculares, contrariamente a la voluntad de la mayoría de Israel y a expensas de servicios sociales cruciales.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.