Gobierno de Pakistán persigue a blasfemos en redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
pervez

pervezPakistán está presionando a Facebook para que ayude a castigar a ‘blasfemos’, ha posteado la National Secular Society (UK). El 7 de julio pasado, el ministro del Interior de Pakistán, Chaudhry Nisar Ali Khan, se reunió con el vicepresidente de políticas públicas de Facebook, Joel Kaplan. El objetivo de ese gobierno era pedir a Facebook que eliminara el contenido que consideraba blasfemo, y advirtió que podría ser bloqueado en el país si esa compañía se negara.

 Facebook comunicó el pasado lunes que había rechazado la demanda del gobierno paquistaní para vincular nuevas cuentas a un número de teléfono móvil. Esto facilitaría a las autoridades la identificación de los titulares de cuentas. Los usuarios de teléfonos móviles en Pakistán deben proporcionar huellas dactilares a una base de datos nacional.

 Al menos un hombre ha sido condenado a muerte como resultado de la represión religiosa gubernamental. Taimoor Raza, musulmán chiíta de 30 años, fue condenado por un tribunal antiterrorista en junio por presuntamente insultar a Mahoma en Facebook. Se había comprometido con un debate en línea con un agente encubierto contra el terrorismo. Su sentencia de muerte fue la primera que resultó de participar con ideas discrepantes en las redes sociales.

El advenimiento de las redes sociales fue inicialmente visto como una oportunidad para abrir el debate religioso en Pakistán. Nuevas plataformas permitieron a la gente en áreas rurales conservadoras debatir temas nuevos. Pero la postura del gobierno se ha endurecido recientemente.

En marzo, un funcionario paquistaní en Washington se acercó a Facebook y Twitter en un intento de identificar a los paquistaníes que habían compartido material considerado ofensivo para el Islam. Un prominente académico y activista, Pervez Hoodbhoy (en la foto), dice que «Pakistán se está convirtiendo rápidamente en un estado religioso fascista de estilo saudí».

Ahmad Waqas Goraya, un activista y blogger, dijo que el umbral para la blasfemia había disminuido en los últimos años: «Lo que ahora llaman blasfemia estaba en todas partes». Y el gobierno paquistaní está haciendo un número cada vez mayor de solicitudes de datos a Facebook. En 2013 solicitó datos sobre 210 usuarios. Facebook cumplió con alrededor de dos tercios de estas solicitudes. No ha dicho cuántos de ellos estaban relacionados con acusaciones de blasfemia.

En 2015, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, sugirió que la compañía cumpliría con las solicitudes de censura del gobierno si ayudaba a «dar más voz a la mayoría de la gente». «Algunas personas dicen que debemos ignorar las órdenes del gobierno que nos obligan a restringir la voz de la gente, incluso si eso significa que todo el servicio estaría bloqueado en ese país», escribió Zuckerberg. «No creo que eso sea correcto.»

La violencia contra aquellos que manifiestan una opinión religiosa discrepante, ha producido otras muertes en Pakistán. En abril, el estudiante universitario Mashal Khan fue acusado de ofender al Islam y linchado. Fue desnudado, golpeado, herido de bala, y empujado desde la segunda planta de su residencia de la universidad Abdul Wali Khan en Mardan.  El homicidio ocurrió después de que las autoridades paquistaníes alzaran la voz contra la blasfemia, ya que en Pakistán criticar al islam se condena con la pena de muerte.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.