ECOS, La huella de Umberto

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por Francisco Aedo Sancristoful
Periodista
Editor de Literando

Ecos

A poco más de 4 años de su partida, continúa la vigencia del mensaje del escritor, filósofo e historiador italiano Umberto Eco. Una huella profunda en los diversos ámbitos mencionados, y cuya obra más conocida es una buena mezcla de ello: «El nombre de la rosa», novela medieval, filosófica y policial, llevada al cine con maestría.

Pero más allá de «Baudolino», o «El péndulo de Foucault», novelas también de fama mundial, Eco fue un ensayista permanente, cuya actualidad y contingencia perdura y parece incluso acrecentarse.

Francisco Aedo, Periodista.

Tal es el caso de «Migración e intolerancia», breve colección de charlas del narrador italiano, recogidas por Lumen en 2019, una selección fundamental para entender el nuevo panorama del racismo y la incomprensión que galopa por diversas partes del mundo. «La tolerancia sigue siendo un problema de educación permanente de los adultos, porque en la vida cotidiana estamos siempre expuestos al trauma de la diferencia», recalca Eco.

El semiólogo destaca que la intolerancia más peligrosa es aquella que surge en ausencia de cualquier doctrina, producto de lo que llama «pulsiones elementales», debido a que este tipo de manifestaciones, -que surgen de la guata más que de la cabeza-, son imposibles de ser frenadas a través de argumentos racionales. Es por ello que aboga por atajar la intolerancia a través de «una educación constante que empiece desde la más tierna infancia, antes que quede escrita en un libro y antes de que se convierta en una corteza conductual demasiado espesa y dura».

La vigencia del mensaje de Eco permanece. Con posterioridad a su muerte hemos asistido a la  recopilaciones de sus escritos como «De la estupidez a la locura», crónicas donde se reflexiona sobre el poder; y «Contra el fascismo», que alerta respecto del avance de ideologías de extrema derecha en el orbe al alero del mensaje facilista y cuyo centro es el miedo al otro.

A 4 años seguimos escuchando a Eco. «Eliminar el racismo no significa mostrar y convencerse de que los otros no son diferentes de nosotros, sino comprender y aceptar su diferencia». Un enfoque que es distinto. Y que parte de la aceptación del otro para una mayor riqueza de todos y de todas.

Sus ecos nos continúan llegando.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.