Diálogo Abierto con Daniel López Pelissier: “Si hubiese más fondos para las artes, Chile sería uno de los principales productores de materiales artísticos del mundo”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La realidad de las artes se ha visto mermada duramente por la pandemia en la que estamos sumergidos hace casi 16 meses.

Sin embargo, hay quienes han logrado mantenerse a flote y han generado espacios de distensión para darle a las comunidades un respiro más que merecido, pues la situación de crisis ha golpeado incesantemente a muchas personas a lo largo del territorio.

En el Diálogo Abierto de esta semana conversamos con DANIEL LÓPEZ  PELISSIER, diseñador gráfico y codirector de FestiGol, quien nos habla de sus experiencias de creación durante la pandemia, sus análisis sobre la realidad artística del país y nos  informa sobre su proyecto personal: un festival de cine y fútbol.

Entrevista de  Gabriel Palma Garrido

IL.- ¿Cómo se ha visto afectado su trabajo debido a la crisis sanitaria por la que atravesamos hace más de un año? ¿Cómo se ha reinventado?

DL.- Todo ha sido muy difícil. Mi trabajo está más bien ligado al diseño corporativo, al diseño en las empresas. Y, “lógicamente”, en donde primero han recortado su presupuesto es en el área de la publicidad. En una primera parte, estuvo bien complejo porque mis ingresos se redujeron drásticamente. Ha sido muy complejo reinventarse, y no solo por las posibilidades que se tienen para hacerlo, sino por el ánimo.

Aun así, me siento un privilegiado de poder vivir del diseño gráfico. Nunca he trabajado con contrato, pero sí he podido vivir gracias a mi proyecto personal, trabajos con empresas grandes y pequeñas, todo eso me ha permitido subsistir. Y la verdad, poder cobrar diseños es complicado. Es como cobrar arte. Yo soy un privilegiado, porque sé que hay muchas personas que no han podido mantenerse en estos 15 meses de pandemia. Hay gente que con suerte tiene 100 lucas para poder salvarse el mes. Parte de nuestra sociedad se ha visto muy afectada con toda esta situación, y eso es evidente. Uno lo puede ver hasta en la calle.

IL.- ¿Y de qué manera se ha evidenciado esto desde el estallido social y, posteriormente, desde el plebiscito del 25 de octubre?

DL.- Siento que la gente se ha vuelto más crítica y alzan más la voz. Esto es primordial para el funcionamiento de una democracia. Esto es evidente en las personas que fueron elegidas como constituyentes.

De repente costaba ver todos estos cambios porque, por ejemplo, los medios de comunicación se encargaron de mostrar una realidad ficticia; y, luego, llegaron listas independientes que hicieron sus campañas calladitas y obtuvieron una buena cantidad de escaños en la convención. Y resulta que por esta realidad de mentira que mostraban los medios hegemónicos, salen declaraciones de “sorpresa” por los resultados en estas elecciones.

La diversidad de los constituyentes simplemente representa la diversidad de nuestro país. Tengo la esperanza de que, gracias a eso, se redactará una buena constitución, más representativa, que no permita los abusos, etc.

IL.- Hablemos un poco sobre la situación de las artes actualmente. ¿Cómo ve usted la realidad artística de nuestro país? ¿Ha sido dejada de lado en los últimos años?

DL.- Desde hace casi 50 años que el camino de este país ha sido el neoliberalismo, y eso le ha afectado duramente a las artes. Usualmente se ha visto al arte como el “adicional” de muchas disciplinas. Todavía existe ese concepto de que el artista trabaja de noche y procrastina de día. Hay estereotipos muy marcados aún.

Es cierto que existe apoyo para las artes, pero nunca ha sido suficiente, y menos ahora durante la pandemia, en donde las artes prácticamente se ven amenazadas de muerte, como lo son las áreas del cine y del teatro.

Nadie está diciendo que las demás disciplinas sean menos importantes que el arte, o al revés. Lo concreto es que hay que trabajar a la par. Ningún rubro tiene una varita mágica para poder dedicarse a todo; por ende, hay que considerar al arte dentro de estas áreas de importancia esencial porque son parte de la distensión y la cultura, dos aspectos de la vida cotidiana que se han ido perdiendo por culpa de la crisis sanitaria.

Además, hay que considerar que Chile es una fuente de trabajos artísticos de tremenda calidad. Es lamentable que las primeras platas que se cortaron para ahorrar durante la pandemia fueron las platas de financiamiento a proyectos. Si se dispusiera de más fondos para las artes, Chile sería uno de los principales productores de materiales artísticos no solo de la región, sino del mundo.

IL.- Una pregunta una poco más personal, ¿en qué momento decide dedicarse al diseño?

DL.- Desde el colegio que mi vocación apuntaba para ese lado. Además, mi familia ha estado ligada al arte también. Mi mamá trabajó mucho tiempo en el teatro durante la dictadura, y mi padre es doctor en filosofía, pero siempre se ha dedicado a la carpintería.

Igual es interesante cómo se eligen las carreras ahora. En mi época, el ramo de educación cívica nos daba una pequeña ayuda para poder enfocarnos en nuestro futuro. Ahora eso no existe. Los jóvenes eligen sus profesiones pensando en la plata que ganarán, o bien no tienen idea de qué estudiar porque no han tenido ese apoyo.

IL.- Hablemos de tu proyecto. ¿De qué trata FestiGol?

DL.- FestiGol es un festival que junta cine y fútbol. Lo creamos junto a Nicolás Aguilera y otra persona más que ya no participa, pero en el fondo nosotros dos somos codirectores de este espacio. Somos un festival pequeño e independiente que nació el año 2016, en donde tratamos de generar un espacio con una mirada crítica de historias relacionadas al fútbol. En el fondo entendemos que el fútbol va mucho más allá de las grandes estrellas y los contratos millonarios; el fútbol son los relatos, las historias que cuenta la gente en torno a este deporte tan masivo, alrededor de un equipo de barrio, de una camiseta, cosas así.

Ya hemos hecho tres versiones pequeñas, y ahora estamos generando una cuarta versión para finales de año, en noviembre, pensando en esta idea de miradas críticas, y políticas también, porque el fútbol tiene mucha relación con la política, sobre todo en algunos países. Eso es lo que nosotros buscamos proyectar en FestiGol.

Estamos preparando la cuarta edición de nuestro festival que probablemente se presente en formato digital, y además tendremos una muestra de dos documentales los días 26 y 27 de junio a través de www.redsalas.cl , con entrada liberada por lo demás.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.