Cuánto pesa tu cabeza y tus ideas…

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
mental health, cranium, head-3350778.jpg

 Edgardo Hidalgo C.

Edgardo Hidalgo Callejas

Vivimos transportando nuestro propio peso a todas partes, pero ya no lo sentimos porque forma parte de nuestro yo corporal.

¿Pero, nos hemos preguntado cuánto pesa cada segmento corporal separadamente, o sea la cabeza, las extremidades inferiores, etc.?

 No es un conocimiento importante que deberíamos tener, por cierto, pero creo que es  interesante saberlo porque es importante conocernos corporalmente, así como también lo es conocernos espiritualmente. Cada segmento separadamente pesa:

Cabeza=  7% del total de tu peso

Tronco=  43 %

Extremidades superiores=   cada una   6.5 %

Extremidades inferiores=  cada una  18.5%

 Estas medidas se hicieron pensando en un adulto joven, de un metro 70 cm. de alto y 70 kilos de peso; pero hay variaciones raciales, igualmente lo hay entre mujeres y hombres, entre gordos, flacos y atléticos; no obstante, sirven igualmente de referencia. Hay razas más altas como lo son los habitantes de los países bajos: en Holanda la media es un metro 82,5 cm. Los escandinavos, junto a los lituanos y otros de esa región son los más altos del mundo, y las mujeres de Letonia son las más altas con 1 metro 69,8 cts.   El latino es más bajo. Entre los negros también tenemos grandes diferencias, los tutsis, por ejemplo, tienen una media de 1metro 80 cm.; pero los pigmeos de las zonas boscosas de África ecuatorial miden 1 metro 50 cm. de promedio. Los asiáticos son bastante más bajos que los europeos. Los hombres más chicos son los habitantes de Timor Oriental y las mujeres más bajas del mundo  son las originarias de Guatemala (149 centímetros) Todo lo cual significa que el peso de sus cabezas también es proporcionalmente distinto. Obviamente tanta diferencia de estatura -20 centímetros entre los más altos y los más bajos- necesariamente significará diferencias en relación con el peso de sus cabezas, pero eso se soluciona matemáticamente usando porcentaje como lo mostrado en este texto.

Lo que todos estarán preguntándose es saber si el mayor peso está asociado a mayor inteligencia. Ciertamente, la inteligencia está asociada a mayor número de neuronas habidas en la materia gris de los hemisferios cerebrales, por cierto; pero de manera muy importante a la riqueza de conexiones neuronales entre todas las zonas y centros cerebrales, y también a la mayor comunicación entre los 2 hemisferios. El ejercicio intelectual y sicomotor que nos entrega la adaptación a la vida, la instrucción y cultura trasmitida desde las edades más tempranas de la vida, va creando conexiones entre las distintas  zonas encargadas de las diferentes funciones cerebrales: capacidad de memoria y raciocinio, destreza sicomotora, adaptación emocional al entorno social y ecológico, etc. Einstein en su genialidad no tenía un cerebro más grande que la media normal, pesaba 1.230 gramos (murió a los 76 años). También se ha descubierto que son muy importantes las “células glial”, que en torno a las neuronas proporcionan energía para desarrollar sus circuitos, y estas efectivamente Einstein las tenía en cantidad mayor que la media normal.

El misticismo es la apertura del hombre hacia la divinidad y no está bajo la influencia de la razón.   Tiene una estrecha relación con las religiones  y puede tener una representación  importante en la conciencia de los humanos; por ende  tampoco ocupa un peso en el encéfalo y es una más de las funciones cerebrales, aunque para esas personas sea muy importante. La meditación, la concentración y el éxtasis son propios de las actividades de un místico. El místico busca el contacto de su alma con el principio divino. ¡Y todo ello no pesa más en tu cerebro! 

¡Pero aún no tenemos nuestro peso físico!  Para ello debemos hacer la siguiente  sencilla operación matemática:

Si por ejemplo pesas 75.0 kilos, divide 75, o sea tu peso, por cien:  0,75. Y ahora multiplica 0.75 por el porcentaje del segmento que quieres saber, por ejemplo, la cabeza que es 7%:

7 X 0,75 = 5,25

Tu cabeza con hueso, cerebro y cabellera pesa 5, 25 kilos.

 Hemos dejado afuera tus pensamientos, tu capacidad de racionamiento, tus sentimientos y afectos, tu mundo creativo, tu cultura, tus sueños y aspiraciones, tus rasgos de personalidad, etc.  Esos están incorporados como reacciones químicas en la masa encefálica de tu cerebro y no agregan más peso.

En consecuencia, lo más importante de nuestra cabeza es la que menos peso tiene. En este mundo mental podemos acumular cultura, emociones, creaciones, todo tipo de capacidades y nuestra cabeza seguirá pesando lo mismo.

El peso de algo no es importante en comparación con lo que representa, o sea  el valor que nosotros le asignamos. En este mundo materialista, egoísta e individualista, se nos viene enseñando que lo material (que tiene peso) es una medida de cuanto valemos:

¡Cuánto tienes = cuánto vales!

Hay una clara distorsión en los valores de esta sociedad para medir la felicidad. Es un mundo economicista que pugna para que “las ventas aumenten” y por ello la propaganda, el adoctrinamiento de la gente es importante, es objetivo central para lanzarnos a un mundo de competencia de “quien tiene más” porque ello –supuestamente- marca la mayor felicidad.

 Si la mente es lo más importante en la vida, ciertamente su consecuencia en el “peso físico” es insignificante, si pensamos que a “lo más“son reacciones químicas en el encéfalo.

 El pequeño virus del Covid-19 (entre 20 y 120 nanómetros) vino para mostrarnos otro punto de vista: valemos lo que nos protejan nuestras defensas inmunológicas (que son también microscópicas). Nuestra vida, nada menos, se está jugando a nivel microscópico. Todo lo acumulado en riqueza material no vale ni nos protege para salvar nuestras vidas. Sólo nos protege nuestro sistema inmunológico que tampoco agrega más peso a nuestro cuerpo físico.

¿En qué mundo equivocado vivimos?

La felicidad, objetivo principal de nuestra existencia y energía central de todo nuestro quehacer cotidiano, motor de nuestro existir, depende de procesos somáticos y mentales de “peso desestimable”.

 La casa más grande, el auto más voluminoso y caro, el dinero acumulado en bienes materiales, para muchos forman un entorno tangencial en lo trascendente para tener felicidad. La propaganda nos quiere hacer creer que lo material manifestado por la acumulación de cosas, es lo importante para ser felices; pero el virus nos está diciendo que no y en la catástrofe mundial que la pandemia nos ha provocado nos demuestra lo desestimable que es el mundo material.

Lo más importante en nuestra cabeza es lo infinitesimal que hay en él: pensamientos como fruto de la razón, misticismo y espiritualidad en comunión con las religiones y la divinidad, sentimientos expresados en el cariño de la familia, el cariño de los grandes amigos de toda la vida. Lo que valoramos dentro del universo íntimo representado por nuestro yo y nuestra conciencia pesan físicamente “nada” y curiosamente tienen el mayor “peso” al momento de valorar lo más importante que conforma nuestra  felicidad.

Pensar no es una carga “pesada”. Ocupemos nuestro cerebro para progresar en conciencia, en valores positivos para ser felices en la vida, para adaptarnos con éxito a la adversidad. Podemos atrevernos a evolucionar espiritualmente, sin más peso que cargar sobre nuestra columna.

                    ¡Entonces, no importa que tu cabeza pese sólo  5,25 kilos!

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.