Sobre laicidad y su importancia en la nueva constitución

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Como sabemos, la palabra laico deriva del latín laicus y del griego laicos. Significa “pueblo” en su sinónimo de “profano”, esto es, “lo
que pertenece al pueblo”. En el siglo III la Iglesia Católica dividió a sus prosélitos en laicos y clérigos. Desde entonces, son laicos quienes, aunque cumplan alguna función en el credo católico, no son iniciados en sus misterios ni en la administración de intereses sagrados o en la conducción del ritual religioso. Los clérigos, en cambio, son los sacerdotes ordenados.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.