Dilación de ley de Identidad de Género

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En una columna en ElMostrador.cl (20/12/16), la psicóloga Janet Noseda, ha planteado la urgencia de la legislación de Identidad de Género, explicando que no es una ley de educación sexual, sino una ley dirigida a las personas transexuales, ya sean adultos o niños, que les permitirá cambiar su sexo en la cédula de identidad y acceder a tratamiento hormonal y cirugías sin los impedimentos que hoy tienen para ello, como informes psiquiátricos, dictamen de un juez y confirmación de cirugías de reasignación sexual por el Servicio Médico Legal, donde fotografían sus genitales.

Los niños transexuales – explica – no pueden cambiar su nombre y sexo en la cédula de identidad, lo que no permite a los padres encontrarles un colegio, los profesores los llaman por su nombre de nacimiento, provocando las burlas de sus compañeros y sufren, produciéndose heridas emocionales que duran hasta la adultez.

Expresa en su opinión que las personas transexuales tienen en mayor medida trastornos psicológicos como depresión severa, crisis de pánico, intentos suicidas, entre otros, por el hecho de no poder cambiar su cédula de identidad, donde son puestos en ridículo al hacer trámites y no pueden acceder a cirugías de reasignación sexual. Piense que usted mañana amanece en el cuerpo contrario. Lo que va a suceder es que lo va a odiar y va a querer operarse parar tener un cuerpo acorde a lo que usted siente que es, hombre o mujer. Recuerdo a una mujer transexual que me dijo: “Para mí, tener pechugas es lo mismo que siente una mujer con cáncer de mamas. Es así de importante”.

Denuncia también que los senadores Ossandón, Van Rysselberghe (“quien me bloqueó de Twitter y no responde mis correos electrónicos”), entre otros, una vez más no asistieron a la votación de la Ley de Identidad de Género. Bien sabemos que estas personas son homofóbicas y transfóbicas y tienen ideas a lo menos ridículas de las personas transexuales.

La senadora Van Rysselberghe dijo que los homosexuales se operarían para casarse entre ellos. ¿Usted se operaría sus genitales así como quien va a comprar el pan? Sus ausencias para evitar la votación son estrategias para dilatar la aprobación de la ley. Ellos saben que la ley tiene los votos para que sea aprobada y están haciendo las últimas artimañas para que no salga. ¿Cómo afecta esto a las personas transexuales que esperan un pronunciamiento?

Mientras la ley se dilata – asevera – las personas transexuales que atiendo siguen sufriendo, presentando depresión, ansiedad generalizada, intentos suicidas. Los niños transgénero, siendo tan pequeñitos, presentan depresión severa, fobia escolar, trastorno ansioso y una serie de problemas psicológicos que solo vemos en los adultos. Las personas transexuales no pueden optar a trabajos, pues al presentar su cédula, se dan cuenta que son transexuales.

Se pregunta en su columna: ¿Acaso los senadores se harán cargo de los suicidios de las personas transexuales, de los ataques en las calles mientras deben prostituirse, del daño emocional de los niños transgénero?

“Y a la gente que opina en Twitter: tranquilos. Esta ley está dirigida a personas transexuales. Deben informarse antes de opinar” – señala al final.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.