Tradicionalismo católico feliz con Trump

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
trump2

Los sectores tradicionalistas católicos de EE.UU. están eufóricos con la llegada al poder de Trump. La promesa del electo Presidente de acabar con el financiamiento a la planificación familiar es un tema que los entusiasma. En la campaña electoral se comprometió a retirar la financiación a Planned Parenthood y señaló una lucha abierta contra la “ideología de género”.

Los primeros nombramientos de Trump para su equipo de Gobierno, tales como el fiscal general Jeff Sessions, la embajadora ante la ONU,Niky Halley, la secretaria de Educación Betsy DeVos, el secretario de Vivienda Ben Carson o la jefa de campaña,Kellyane Conway, entusiasman a los conservadores católicos, porque tienen en común un perfil “pro-vida”.

Acusan a Obama de haber usado sus ocho años para favorecer la ideología de género la que se ha extendido por Estados Unidos, y por otras partes del mundo, condicionando la ayuda a los países en desarrollo a cambio de aprobar leyes que extendieran el aborto y el matrimonio gay.

La cruzada de Hillary Clinton contra la Iglesia – acusan -, vivió capítulos como el de los correos electrónicos que se cruzaba con su jefe de campaña,John Podesta, (desvelados por Wikileaks) en los que ambos pretendían un plan “para dividir la Iglesia católica desde dentro, provocando una primavera católica dentro de la Iglesia que sirviera para dividir a la jerarquía norteamericana y enfrentar entre sí a los católicos en Estados Unidos”.

Los principales líderes religiosos tradicionalistas – protestantes, católicos y judíos – han anunciado que rezarán en la toma de posesión de Donald Trump. Participarán en las lecturas durante la ceremonia el cardenal Timothy Dolan, el reverendo Franklin Graham, el rabino Marvin Hier, el obispo Wayne T. Jackson, el reverendo Samuel Rodríguez y la pastora Paula White. Ninguno de ellos intervino cuando Trump fue cuestionado por sus conductas ante las mujeres, que fueron ampliamente ventiladas en la dura campaña electoral.

Dolan, un destacado elector del actual Papa, fue vinculado a las investigaciones de protección de sacerdotes pedófilos en Milwaukee, donde hubo más de 500 acusaciones, arquidiócesis que manejó entre 2000 y 2009, y fue duro crítico del presidente Barack Obama, por su financiación a los anticonceptivos y su postura favorable al aborto.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.