Joven escritora opina sobre actitud de Tavaré

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Las palabras de Sturla, el cardenal uruguayo aproblemado por el “balde laicista”, han generado distintas opiniones dentro de ese país, que han permitido un aporte de ideas, de la cual los laicistas hispanoparlantes no han podido abstraerse, ya que enriquecen las opiniones que existen y que son de interés para los demás países latinoamericanos.

La joven escritora Priscila Guinovart,  columnista de opinión para semanarios como »Realidad» de Punta del Este y »Voces», de Montevideo, y que ha publicado también  en The Independent Institute (Oakland, California, Estados Unidos) y The Austrian Economics Center, autora del libro »La Cabeza de Dios», ha expresado su punto de vista sobre los dichos de Sturla, en es.panampost.com (02/01/17), en que ha puesto acento especial en los siguientes aspectos.

Guste o no guste – dice Guinovart – un cardenal no tiene por qué leer una constitución, aunque bueno sería en el caso particular de Sturla que lo haga. Uruguay es, desde 1917, un país laico. La separación Iglesia–Estado quedó plasmada en el Artículo 5 de la Constitución del mismo año.

Uruguay es, proporcionalmente a su población, el país con mayor número de ateos en Occidente. Quizás sea por esto que el cardenal se sienta algo perseguido. En entrevista para El País declaró “nadie nos molesta, siempre y cuando no asomemos un poco la nariz porque ahí sí recibiremos algún palo”.

Sturla se equivoca y mucho. Nadie le da “palo” a los católicos por expresar su creencias, el respeto a todos los cultos religiosos está garantizado no sólo constitucionalmente, sino que también es una de nuestras más sólidas y respetables tradiciones en tanto sociedad.

Por otro lado, laicismo no es sinónimo de anti-catolicismo, como el cardenal quiere hacer creer a sus fieles. La laicidad no es más que la ausencia de una religión dominante y oficial, amenazante como parezca este concepto al líder religioso.

Pero también, la escritora pone en tela de juicio al ambiguo Presidente de la Repúbica, Tavaré Vásquez, que ha tenido otros renuncios frente a la laicidad uruguaya. Frente a ello expresa

Es en este marco que la Iglesia Católica de Uruguay lanzó la campaña “Navidad con Jesús”, imprimiendo una serie de balconeras e incitando a los uruguayos a adquirirla ya que “no se puede celebrar el cumpleaños sin el cumpleañero”. Vale aclarar que este punto es un tanto agresivo si se tiene en cuenta que oficialmente en Uruguay no se celebra “navidad” el 25 de diciembre, sino el “día de la familia”.

Los uruguayos no demoraron en reaccionar a las palabras de Sturla, y quien tampoco demoró en colgar una balconera fue el mismísimo presidente Tabaré Vázquez, causando inmediato debate ¿es o no una violación a la laicidad oficialmente consolidada en la Constitución?

Hay quienes aseguran que no, pues la balconera decora la casa particular de Vázquez. Sin embargo, el desacuerdo es fuerte.

Víctor Rodríguez Othegy, en representación de la Asociación Uruguaya de Libre Pensadores (AULP) manifestó a Montevideo Portal que “es una vulneración en el sentido de que la institución Presidencia de la República representa al conjunto de la sociedad y es una representación estatal, a diferencia de los legisladores”. Agregó además que “el presidente no es un ciudadano común. Actúa en nombre del Estado uruguayo, y en ese sentido lo alcanza el artículo 5 de la Constitución, que indica que el Estado no sostiene religión alguna”.

Para Rodríguez Othegy es irrelevante si la balconera está en propiedad privada de Vázquez o no, ya que “la investidura de la presidencia no está subordinada al concepto de propiedad. El presidente, como tal, lo es en cualquier lugar, sin importar si es propiedad privada o estatal. En el exterior también actúa como tal”.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.