Parlamentaria catalana promueve «laicidad abierta»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell,(en la foto de ModeloCurriculum.net), diputada que ha promovido con decisión un estado independiente en Cataluña ha inventado una nueva idea de laicidad, replicando el ingenio del francés Sarkosy, que en su tiempo planteara el “laicismo positivo”. Según informa el medio OKdiario.com, la dirigente catalana participó esta semana en un acto junto a una veintena de asociaciones religiosas cristianas, musulmanas y budistas, donde se comprometió a que el nuevo Estado catalán sea «aconfesional» o de «laicidad abierta».

A pesar de las numerosas querellas impuestas por la Fiscalía, dice OKDiario.com, Forcadell continúa trabajando para hacer realidad la independencia de Cataluña. Su presencia en este acto, el pasado miércoles pasó desapercibida y “nadie pidió explicaciones”, según sostienen fuentes populares en Cataluña.

Sin embargo, esa conferencia sirvió para la presentación y aprobación de un documento para que los poderes públicos se mantengan “neutrales” en relación a las creencias religiosas en el nuevo Estado catalán.

Forcadell se comprometió en ese acto multiconfesional a que el nuevo Estado independiente sea aconfesional y de “laicidad abierta”. La política catalana estuvo acompañada también por la consejera Administraciones Públicas y Vivienda de la Generalitat, Meritxell Borràs.

Todos los allí presentes dieron por hecho la independencia de Cataluña y pidieron a Forcadell que ninguna confesión se “apropie” del espacio público. Las entidades firmantes declararon en el documento que el “principio de cooperación entre el Estado y las confesiones religiosas se aplicará con equidad” y, recalcan, que “la equidad no es sinónimo de igualdad o de uniformidad”. Para una “correcta aplicación de la libertad religiosa”, las entidades proponen aplicar una “asimetría” en función del “grado de arraigo social de las creencias y la representatividad de las diferentes instituciones”.

En el documento destacan que la educación religiosa es muy importante en un Estado independiente subrayando que el nuevo Estado “debe contribuir al sostenimiento de una oferta educativa diferente a la establecida por las autoridades públicas, mientras tenga demanda suficiente de las familias”. Es decir, la libertad de los padres y las familias a elegir la educación de sus hijos, el reconocimiento civil de determinados actos jurídicos y la toma en consideración de determinadas festividades religiosas.

Asimismo, imponen una “adecuada financiación” a las entidades religiosas y ponen como ejemplo, la vía de la “asignación voluntaria de los contribuyentes”. Las aportaciones se deberían articular “según la representatividad, el arraigo y la función social” de cada una de las creencias, sostienen en el documento.

Al acto no acudió ningún obispo catalán ni la Conferencia Episcopal Tarraconense ni las principales entidades musulmanas.

Cabe recordar, dice el medio OKDiario.com, que en 2013, unas 50 asociaciones religiosas catalanas entregaron a la entonces presidenta del Parlamento, Núria de Gispert, un manifiesto de adhesión al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, con el objetivo de que se celebrara el referéndum autonomista.

Entre los ponentes que participaron en el acuerdo de “aconfesionalidad y laicidad abierta”, OKDiario menciona al presidente de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Cataluña Lluís Jou; el historiador y monje de Montserrat Hilari Raguer Lluís Nansen Salas del budismo zen Guillem Correa, secretario general del Consejo Evangélico de Cataluña Carme Gutiérrez, representante de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días Ahmed Benallal y secretario de la Unión de Centros Culturales Islámicos de Cataluña; el arcipreste Stavrophor Joan, vicario general para España y Portugal del Patriarcado de Serbia.

El manifiesto lo suscriben entre otras asociaciones la Fundación Joan Maragall, la Coordinadora Catalana de Entidades Budistas de Cataluña, la Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat o Unión de Centros Culturales Islámicos de Cataluña y Vedruna Cataluña. También participó el Consejo Evangélico de Cataluña, que agrupa a la mayoría de comunidades protestantes, quienes dejaron claro que están preparando un documento propio para añadir algunas propuestas a las ya pactadas.¡

Visto desde Chile, lo informado por OKDiario.com, y los compromisos de la parlamentaria catalana con esos representantes religioso, no lleva a pensar que la legítima ambición de Forcadell por sumar fuerzas al proyecto de soberanía, la hace caer en confusiones o en un derroche de creatividad. También en una suerte de reparto de las posibilidades religiosas de un futuro Estado catalán. En el pedir no hay engaño dice el proverbio. Esto sin que haya un mayor debate de la gente de la secularizada Cataluña.

Nos da la impresión, por último, que la propuesta que recibe de parte de las organizaciones religiosas, debiera llamarse simplemente “neo-confesionalismo”, para darle un toque de modernidad.

Leave a Replay

Sobre Nosotros

Colabora con nuestra publicación. Somos una revista sin fines de lucro ni publicidad y queremos mantenernos libres durante toda nuestra existencia.

Librepensamiento 100%.

Social Media

Publicaciones Recientes

Recibe nuestro newsletter

Subscribete a nuestro boletín

No te enviaremos publicidad ni otra información que no sea la publicada por nosotros.